Sep 13

Las propiedades curativas comprobadas del ajo

Beneficios para la salud:
· Previene gripe y resfriado
· Reduce la presión arterial
· Reduce el colesterol
· Previene Alzheimer
· Prolonga esperanza de vida
· Mejora el rendimiento atlético
· Protege el corazón
· Reduce riesgo cáncer

El ajo: poder nutritivo, pocas calorías

Caloría por caloría, es muy nutritivo.
Una porción de 28 gramos contiene:
Manganeso: 23%
Vitamina B6: 17%
Vitamina C: 15%
Selenio: 6%
Fibra: 1 gramo.
Cantidades mínimas de calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina B1.
Conclusión: El ajo es pobre en calorías y muy rico en vitamina C, vitamina B6 y manganeso, que favorece el embarazo. También contiene trazas de varios otros nutrientes.

El ajo en las enfermedades y el resfriado común

Fortalece el sistema inmunológico, así como ayuda a combatir las infecciones del pecho, tos y congestión. En los meses de invierno es un gran alimento para fortalecer el sistema inmunológico y mantener a raya los resfriados y la gripe. Sus propiedades antibacterianas ayudan en el tratamiento de las irritaciones de garganta, también puede reducir la gravedad de las infecciones del tracto respiratorio superior. Sus beneficios en enfermedades de los pulmones, como asma, dificultad en la respiración, etc. hacen que sea una medicina invaluable. Su capacidad para promover la expectoración lo hace insustituible en la bronquitis crónica. Si a menudo sufres de catarros, añadirlo a tu dieta puede dar unos resultados increíbles contra el catarro. Un antiguo remedio popular es comer un diente de ajo que ha sido impregnado en miel a la primera señal de un resfriado.
Resumiendo: Los suplementos de ajo ayudan a prevenir y reducir la severidad de las enfermedades comunes como la gripe y el resfriado común.

Los compuestos activos del ajo pueden reducir la presión arterial

Las enfermedades cardiovasculares como ataques cardíacos y las apoplejías son las mayores causas de muertes a nivel mundial.
Los compuestos activos del ajo pueden reducir la presión arterial
La presión arterial alta o hipertensión, es una de las causas principales más de estas enfermedades.
Los polisulfuros presentes en los dientes son convertidos en un gas llamado sulfuro de hidrógeno por los glóbulos rojos. El sulfuro de hidrógeno dilata los vasos sanguíneos y ayuda a controlar la presión arterial. Los estudios en personas han encontrado que los suplemento de ajo pueden tener un impacto significativo en la reducción de la presión arterial en las personas con hipertensión arterial. En un estudio, el extracto de ajo envejecido en dosis de 600-1.500 mg fue tan efectivo como el medicamento Atenolol en la reducción de la presión arterial durante un período de 24 semanas. Las dosis deben ser bastante altas para estos efectos deseados. La cantidad de alicina necesaria es equivalente a unos cuatro dientes de ajo por día.
Conclusión: las dosis elevadas de ajo parecen mejorar la presión arterial de las personas que padecen de presión arterial alta (hipertensión). En algunos casos, los suplementos pueden ser tan efectivos como los medicamentos habituales.

Protección contra el colesterol

Una revisión realizada en forma meticulosa a estudios de excelente calidad, llevados a cabo desde 2009 de 29, con un total de 1.794 participantes, concluyó que el ajo, principalmente en polvo, fue capaz de producir reducciones modestas en los niveles de colesterol total.
Puede reducir el colesterol Total y LDL, para aquellas personas con colesterol alto, los suplementos parecen reducir el colesterol LDL en un 10-15%.
Además puede bajar los niveles de los triglicéridos, otro factor de riesgo conocido para la enfermedad cardíaca.
Resumiendo: el ajo tiene la capacidad de reducir en forma moderadamente baja el colesterol total y los triglicéridos de la sangre, reduciendo, además, la formación de placa arterial.

El ajo contiene antioxidantes que pueden ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia

El daño oxidativo de los radicales libres contribuye al proceso de envejecimiento.
Contiene antioxidantes que soportan los mecanismos de protección contra el daño oxidativo.
Las dosis elevadas de suplementos de ajo han demostrado incrementar las enzimas antioxidantes en los seres humanos, así como reducir el estrés oxidativo en pacientes con hipertensión arterial.Los efectos combinados sobre la reducción de colesterol y presión arterial, así como las propiedades antioxidantes, pueden ayudar a prevenir enfermedades cerebrales como la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Sus efectos sobre el Alzheimer son alentadores, ya que influyen beneficiosamente en aspectos que causan daño neuronal, en lugar de intervenir en una etapa posterior, pero no parecen tener un efecto curativo en el Alzheimer.
Conclusión: el ajo contiene antioxidantes que protegen contra el envejecimiento y el daño celular. Pueden reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer y la demencia, pero no lo curan.

El ajo puede prolongar la esperanza de vida

Los efectos sobre la longevidad son básicamente imposibles de probar en seres humanos.Teniendo en cuenta los efectos beneficiosos sobre los principales factores de riesgo como la presión arterial y la salud cardiovascular, tiene sentido pensar que el ajo podría ayudar a vivir más tiempo.El hecho de que pueda contrarrestar las enfermedades infecciosas es también un factor importante, porque estas son causas comunes de muerte, especialmente en los ancianos o personas con sistemas inmunitarios disfuncionales.
Conclusión: el ajo ha demostrado sus efectos beneficiosos sobre las causas comunes de enfermedad crónica, así que tiene mucho sentido pensar que ayudaría a vivir más tiempo.

Los suplementos de ajo mejoran el rendimiento atlético

El ajo fue una de las primeras sustancias consideradas para incrementar el rendimiento.Tradicionalmente fue utilizado en las culturas antiguas para reducir la fatiga y aumentar la capacidad de trabajo de los trabajadores.Esta documentado que fue administrado a los atletas olímpicos en la antigua Grecia. Estudios en roedores han demostrado que el ajo ayuda al rendimiento en rutinas de ejercicio, pero se han realizado muy pocos estudios en seres humanos. Sujetos con enfermedad cardíaca que tomaron aceite de ajo por 6 semanas tuvieron una reducción en el ritmo cardíaco máximo del 12% y mejoraron su capacidad para el ejercicio. Otros estudios sugieren que la fatiga inducida por el ejercicio puede reducirse con ajo.
Conclusión: el ajo puede mejorar el rendimiento físico en personas con enfermedades del corazón. Beneficios en personas sanas no son del todo concluyentes.

Desintoxicación de metales pesados en el cuerpo

A dosis elevadas, los compuestos de azufre en el ajo han demostrado proteger contra el daño a los órganos de intoxicación por metales pesados.Un estudio de cuatro semanas en empleados de una planta de baterías de coche, excesiva exposición al plomo, encontró que el ajo redujo los niveles de plomo en la sangre en un 19%. También redujo muchos signos clínicos de toxicidad, incluyendo dolores de cabeza y presión arterial.
Conclusión: el ajo ha demostrado, mediante estudios, reducir significativamente la toxicidad del plomo y los síntomas relacionados.

Protección del corazón

El ajo podría proteger el corazón contra problemas cardiovasculares como ataques cardiacos y aterosclerosis. Esta propiedad cardioprotectora puede atribuirse a diversos factores.
Con la edad, las arterias tienden a perder elasticidad, la planta ayuda a minimizar esta perdida y también protege el corazón de los efectos dañinos de los radicales libres del oxígeno.Los compuestos de azufre del bulbo también impiden el bloqueo de los vasos sanguíneos y retardan el desarrollo de la ateroesclerosis, endurecimiento de las arterias.
Las propiedades anticoagulantes del ajoene ayudan a prevenir la formación de coágulos en de los vasos sanguíneos.
Conclusión: Los compuestos del ajo ejercen un efecto protector sobre el corazón.

Prevención del cáncer

El ajo puede ayudar en la prevención de varios tipos de cáncer. En los cáncer de vejiga, cáncer de próstata, cáncer de mama, cáncer de colon y cáncer de estómago se ha demostrado su capacidad para reducir los tumores luego del uso de extracto de ajo envejecido.La ingesta diaria de ajo minimiza el riesgo de contraer la mayoría de los tipos de cáncer.Esta propiedad de luchar contra el cáncer es debido a los sulfuros de alilo que encontramos en el ajo. Un tipo de amina heterocíclica, se ha asociado con mayor incidencia de cáncer de mama entre las mujeres. Según estudios, el sulfuro de dialilo encontrado en el ajo inhibe la transformación de la amina heterocíclica en carcinógenos.
Resumiendo: los sulfuros del ajo previenen el cáncer.

El ajo en la dieta

El último que no es un beneficio para la salud, pero si es importante.
Es muy sencillo, delicioso y nutritivo incluirlo en la dieta actual. Complementa la mayoría de los platos, particularmente las sopas y las salsas. Su fuerte sabor también permite agregar un toque especial a recetas insípidas.La dosis efectiva mínima para efectos terapéuticos es un diente en cada una de las comidas del día. La alicina es un compuesto activo únicamente cuando se aplastan o machacan los dientes crudos. Si lo cocinas antes de machacarlo, no tendrá los mismos efectos en la salud.Por lo tanto, la mejor manera de consumir ajo es crudo, machacado o triturado y dejar en reposo un tiempo antes de agregarla a la receta.

Fuente: Temas sobre salud

 


Back To Top
ItalyCatalanSpain